En poursuivant votre navigation, vous acceptez l'utilisation de cookies destinés à améliorer la performance de ce site et à vous proposer des services personnalisés. En savoir +

X
Descubra los sitios del grupo Iniciar sesión Crear mi cuenta

Eficiencia energética

Eficiencia energética: reducir el consumo es un reto importante. Reducir el consumo energético es un objetivo prioritario para las empresas. La medida es fundamental para conseguirlo.

La mejora de la eficiencia energética, núcleo de las estrategias de las empresas y de cualquier otra entidad, contribuye a la reducción de los costes y permite reducir la huella de carbono de cada uno.

Esto constituye un objetivo mayor en el contexto económico y medioambiental actual.

Más información

Para ayudar a las organizaciones a estructurar una política que permite alcanzar este objetivo, se han llevado a cabo trabajos normativos para definir un sistema de gestión de la energía. La norma ISO50001 recomienda, por ejemplo, un método basado en el “Plan-Do-Check-Act” (Planificar-Hacer-Verificar-Actuar).

Establece en particular pasos de planificación energética y verificación de las medidas para por una parte, elaborar un diagnóstico preciso de la situación inicial (identificación de los ámbitos de intenso consumo energético) y, por otra parte, comprobar la eficacia de las acciones implementadas para mejorar la eficiencia energética.

La mejora energética conlleva necesariamente una fase de diagnóstico (se sitúe o no dicha política dentro del sistema ISO 50001). Durante esta fase se lleva a cabo un análisis preciso de los consumos energéticos (análisis del perfil y desglose por partida de los consumos).

Este método permite identificar las pistas de reducción del consumo de las partidas más importantes, que se puede traducir por modificaciones de los procesos industriales, la modernización de los equipos y máquinas, obras de mejora de los edificios o el cambio de hábito personal.

Una vez llevadas a cabo estas acciones, se emprenden verificaciones para garantizar la conformidad de las mejoras con respecto a las estimaciones y, en su caso, implementar las acciones correctivas.

Saber lo que consumimos... El análisis

Saber lo que consumimos está en el centro de la política energética.

El uso de registradores de potencia y energía, o analizadores de potencia, colocados en las distintas salidas eléctricas antes del contador permite, sin interrumpir la actividad, dimensionar el peso relativo a cada línea sobre el consumo global, definir un perfil de carga de la instalación y así determinar los ejes prioritarios de mejora.


La medida de las potencias eléctricas (en inglés)

Más información

Para complementar estas primeras lecturas, una gama completa de registradores permite medir y registrar automáticamente las evoluciones temporales de tensiones, corrientes, temperaturas y señales de proceso.

El análisis de estas medidas complementarias aporta información imprescindible para entender mejor los perfiles de consumo y comprobar la eficacia de los cambios aportados para mejorar la eficiencia energética del conjunto.

La medida puntual de magnitudes físicas temperatura, caudal de aire, presión, luz participa asimismo en la determinación de los medios de mejora de la eficiencia energética.

Finalmente, las cámaras infrarrojas constituyen herramientas imprescindibles para elaborar un balance energético a nivel del edificio. Prácticas y fáciles de usar, permiten detectar los defectos e irregularidades tales como:

  • Los puentes térmicos
  • La incorrecta colocación o la ausencia de aislantes
  • Las infiltraciones,
  • Los materiales dañados por la humedad
  • Las uniones no herméticas a nivel de los núcleos que se abren

    Todos estos son factores que conducen a un consumo energético excesivo.

Análisis de las medidas... El diagnóstico

Una vez realizadas todas las lecturas de medida, se elabora un diagnóstico para implementar las acciones correctivas.

Se realiza un análisis comparativo entre el rendimiento teórico de una instalación y las medidas reales.

Estas acciones pueden ser de diferentes clases: redimensionamiento del transformador, creación de sistemas de filtrado, sustitución de instrumentos defectuosos, etc.

Este análisis permite intervenir en el lugar correcto en el momento correcto aportando la mejor solución.

Algunos ejemplos

Algunos ejemplos:

  • Medida del factor K, para el redimensionamiento del transformador de potencia

http://www.chauvin-arnoux.com/fiches/pdf/fr/Appli_facteur_K.pdf

  • Dimensionado de las baterías de condensadores de corrección del factor de potencia

 

  • ¡Ahorre reduciendo su factura de electricidad!

http://www.chauvin-arnoux.com/fiches/pdf/fr/fiche_appli_mesure_compensation.pdf

En lo relativo al diagnóstico térmico de un edificio, una relación entre el rendimiento energético teórico y la aportación en energía que necesita permite elaborar acciones de mejora.

Según los equipos de calefacción, aire acondicionado, ventilación, a instalar de forma permanente (ej.: los datacenters), el uso de la termografía antes de colocar los equipos permite definir un dispositivo para mejorar el confort y el consumo de energía.
El análisis térmico muestra claramente las zonas de calor y/o frío, así como los intercambios térmicos entre equipos.

La comprobación de la eficiencia: El control

Una vez implementadas las soluciones, se deben realizar las mismas medidas que durante el período de auditoría antes de la corrección. Se realiza luego un seguimiento para comprobar en el tiempo los ahorros generados a diario y evitar nuevas tendencias insostenibles.

En esta fase, se decide el desarrollo de nuevos objetivos de mejora o la implementación de acciones correctivas para alcanzar o mejorar el objetivo inicial.

La medida es así una técnica indispensable en el proceso de mejora de la eficiencia energética.


La medida del ahorro
http://pel100.com/es/el-producto/funciones/c%C3%B3mputo.aspx

Las energías limpias

En el contexto del desarrollo sostenible, la parte de las energías limpias está en constante aumento en los últimos años.

La energía solar es parte de ello. El sector fotovoltaico (que transforma la energía solar en energía eléctrica), desarrollado tanto para las viviendas particulares como para los centros de producción de mayor capacidad (granjas solares), es una de nuestras preocupaciones.

Así, para comprobar el rendimiento de estas instalaciones y controlar los paneles fotovoltaicos, Chauvin Arnoux propone una oferta de controladores fotovoltaicos totalmente dedicados a esta aplicación.